25 de Mayo 432 9º Piso

(011) 4510-9200

SUCURSALES »

Código de Ética para el Directorio y Alta Gerencia

El Banco del Sol S.A. (en adelante, “la Entidad” o “el Banco”) requiere de todos sus Directores y miembros de la Alta Gerencia, el estricto cumplimiento de las normas que se detallan en este Código de Ética.

En caso de considerarlo necesario, el Directorio podrá enmendar cualquiera de las normas que conforman este Código y lo someterá a la aprobación del Comité de Auditoría.

El presente Código no sustituye ni prevalece por sobre la legislación vigente a la que se encuentra sometida la Entidad y todos sus integrantes.

Ámbito de aplicación

El presente Código será de aplicación para el Directorio y la Alta Gerencia del Banco.
Sin perjuicio de ello, tanto los Directores como quienes integren la Alta Gerencia, se encuentran alcanzados por el Código de Ética del Personal del Banco.

Incumplimientos

El Comité de Auditoría deberá ser informado inmediatamente de cualquier incumplimiento o violación al presente Código.

Valores Éticos

Los miembros del Directorio y de la Alta Gerencia deberán mantener, en las relaciones personales y profesionales, un comportamiento respetuoso e igualitario evitando el abuso de poder y/o las actitudes discriminatorias de cualquier tipo.  Los directivos y gerentes no están autorizados a apoyar públicamente, en nombre de la Entidad, a partidos políticos o tomar parte en conflictos religiosos, étnicos, políticos o culturales.

El Directorio y la Alta Gerencia deberán respetar la legislación y las reglamentaciones que regulan la actividad del Banco.

Conflicto de Intereses

Existe conflicto de intereses, real o potencial, cuando las relaciones de un Director o Gerente con terceros pudieran afectar los intereses del Banco o cuando los intereses privados de alguno de esos funcionarios se contraponen o interfieren de algún modo con los de la Entidad.

En sus relaciones con clientes, proveedores, contratistas y competidores, el Director o Gerente deberá privilegiar los intereses del Banco por sobre cualquier situación que pudiera representar un beneficio real o potencial para sí mismo o para personas allegadas a ellos.

Los siguientes son solamente algunos ejemplos de situaciones que pueden constituir un conflicto de intereses y que deben ser evitadas:

  • Desempeñar cargos, remunerados o no, en empresas o entidades competidoras, o prestar servicios para ellas en forma personal
  • Utilizar información confidencial o sensible del Banco en su beneficio personal o de terceros
  • Aprovechar las oportunidades de negocios que conozca por su condición de Director o Gerente
  • Mantener la confidencialidad acerca de los negocios y asuntos de la Entidad, aún después de su cese en la función
  • Abstenerse de intervenir en las deliberaciones y votaciones en cualquier cuestión en la que tengan un interés particular
  • Informar todos los reclamos judiciales, administrativos o de cualquier otra índole de los que sea objeto que, por su importancia cuantitativa o cualitativa, pudieran incidir significativamente en la reputación del Banco
  • Ejercer una influencia determinante para que se contrate a una empresa como proveedora, contratista, agente o representante, cuando dicha empresa sea de propiedad o esté administrada por familiares cercanos, o emplee a familiares cercanos en posiciones jerárquicas o de dirección
  • Cumplir funciones jerárquicas o de dirección en una empresa proveedora

Dado que el Banco es una sociedad anónima, debe cumplir, además la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales cuyo artículo 273 indica:

“Actividades en competencia. - Artículo 273. — El director no puede participar por cuenta propia o de terceros, en actividades en competencia con la sociedad, salvo autorización expresa de la asamblea, so pena de incurrir en la responsabilidad del artículo 59.”

Transparencia de la Gestión

El Banco del Sol entiende que transparencia en la gestión de los Directores y la Alta Gerencia consiste en que éstos brinden información referida a su actividad específica en la Entidad de manera clara, completa, oportuna y precisa a sus pares y a los entes de control internos y externos. Asimismo, estos funcionarios no deben incurrir en prácticas ilegales o no éticas, realizadas en carácter de la función que cumplen en la Entidad o por cuenta propia.

Esto implica que no deberán operar con empresas o personas vinculadas con ellos, en condiciones más favorables que las acordadas habitualmente a la clientela del Banco, según las definiciones adoptadas en la materia por el Banco Central de la República Argentina.

Los Directores y la Alta Gerencia no deberán realizar acciones intencionales en forma directa ni indirecta que sirvan para alterar o falsear información que repercuta en los indicadores económicos y financieros de la Entidad.

En cuanto al trato con los proveedores deberán primar los intereses del Banco, evaluando la calidad del bien o servicio que recibirá la entidad, considerando la reputación del oferente, eligiendo la mejor relación costo beneficio, entre otros aspectos.

El Directorio, para un eficiente desempeño, deberá contar con información clara, oportuna y veraz, con amplio acceso a la misma por parte de sus miembros, lo cual les asegurará una toma de decisión eficaz. Esa información deberá ser utilizada apropiadamente, guardando la debida reserva en la que resulte de carácter privilegiada y haciendo pública la que así lo amerite, en el momento requerido, de modo que los grupos de interés reciban una comunicación transparente y confiable.

El Banco del Sol hace pública su información en el sitio oficial del Banco Central de la República Argentina www.bcra.gov.ar donde se hallará lo siguiente:

  • Directivos
  • Accionistas
  • Auditores
  • Estados contables
  • Situación de deudores
  • Indicadores económicos
  • Información de estructura
  • Filiales y otras dependencias
  • Información trimestral referida a estados contables auditados, anexos y notas
  • Consultas sobre los diferentes productos y condiciones que ofrece el Banco

Responsabilidad Social Empresaria

El Banco del Sol es una entidad financiera privada de capitales nacionales con una fuerte vocación de apoyo a las asociaciones mutualistas argentinas, combinando la indispensable rentabilidad de la actividad con el cumplimiento del compromiso social.
Por ello su lema es “para hacer realidad los sueños de la gente”

El Banco constantemente procura sostener una visión de la organización de largo plazo, teniendo en cuenta aspectos de orden social y ambiental en la definición de los negocios y operaciones.

El Banco, en la medida de sus posibilidades, y sin poner en riesgo el capital de los accionistas y acreedores, deberá desarrollar programas de mejoramiento de la calidad de vida de la comunidad donde está ubicado, y promover la participación de las personas vinculadas con la Entidad en proyectos de interés general.

Dado que el Banco es una sociedad anónima debe cumplir con la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales en cuyo artículo 59 cita:

“Diligencia del administrador: responsabilidad. - ARTICULO 59. — Los administradores y los representantes de la sociedad deben obrar con lealtad y con la diligencia de un buen hombre de negocios. Los que faltaren a sus obligaciones son responsables, ilimitada y solidariamente, por los daños y perjuicios que resultaren de su acción u omisión.”

Medio Ambiente

El Banco aspira a actuar de una manera que minimice los impactos perjudiciales en el medio ambiente derivados de sus operaciones comerciales.

El Banco se ha propuesto – paulatinamente – incorporar tecnología verde (green).

El Banco tiene como política, generar un ambiente saludable para sus empleados, clientes y proveedores.

El cumplimiento de las leyes y reglamentaciones nacionales se extiende también a la normativa sobre protección del medio ambiente y uso racional de los recursos naturales.